Seleccionar página

Informe técnico para el cultivo de la albahaca

Informe técnico para el cultivo de la albahaca

La albahaca es una planta aromática y condimentaria anual de porte herbáceo con tallos erectos que, según la especie y variedad puede alcanzar una altura entre los 20 y 60 centímetros de altura. Aunque bajo técnicas especiales y mediante un tutorado especial puede superar los dos metros. La especie Ocimum mínimum es una especie de porte mucho más pequeño.

Sus hojas crecen de forma opuestas, son grandes, de color verde, enteras o algo dentadas y de forma ovalada. Sus flores, según la variedad pueden ser de color blanco o rosáceo, apareciendo a partir de mediados del verano. Es una planta melífera.

Su aprovechamiento se centra principalmente en sus hojas, aunque sus flores también tienen su interés.

Ocimum basilicum L.

Con el nombre científico Ocimum basilicum L., se le conoce popularmente como albahaca, basílico o alhábega. Pertenece a la familia Lamiaceae y es nativa de las regiones tropicales de África central y el sudeste asiático.

Actualmente está muy presente como planta condimentaria en todo el arco mediterráneo.

Plantas de albahaca

Siembra y plantación de la albahaca

Al ser una planta anual, necesariamente debe sembrarse todos los años, con imposibilidad de mantenerla en cultivo varios años. Sus semillas pueden sembrarse directamente en la tierra o sustrato a principios de primavera, cuando las temperaturas comienzan a ser agradables.

Si se realiza la siembra en semillero, germinan a los 10 ó 12 días y se replican cuando tienen de 4 a 6 hojas. Al mes o mes y medio de su siembra pueden trasplantarse a maceta o terreno definitivo. A partir de ahí, se deben regar con regularidad y abonar cada semana con un fertilizante equilibrado con oligoelementos para favorecer su crecimiento. También para ello, es recomendable ir cortando sus flores.

Recolección de la albahaca

La recolección de la albahaca se centra en cosechar sus hojas más jóvenes cortando sus ramitas. El periodo de recolección, según la climatología es de mayo a septiembre.

Se pueden hacer siembras y plantaciones desde muy pronto para obtener varias cosechas en el año, en el caso de que se coseche cortando toda la planta.

Como hemos avanzado la duración del cultivo es de un año.

Necesidades para el cultivo de la albahaca

Las necesidades para el cultivo de la albahaca son un clima de templado a cálido. No le gusta el frío y por eso se centra el cultivo desde mediados de primavera a principios de otoño. Su exposición es a pleno sol, pero si es muy fuerte en verano le encanta estar protegida durante las horas centrales del día. De hecho, en semisombra se vuelve más aromática.

Prefiere los suelos ligeros y húmedos, siempre bien drenados y ricos en materia orgánica. También un riego continuo y en pleno verano abundante.

Plagas y enfermedades de la albahaca

Es muy rústica y cuanto apenas tiene problemas fitosanitarios. Si se mantiene bien nutrida y con el espacio suficiente entre ellas vegetará bien. Si no, los problemas, especialmente de enfermedades de cuello y raíz aparecerán comprometiendo seriamente el cultivo.

Destacar que la albahaca se utiliza, plantada junto a otras especies hortícolas como repelente de mosquitos, moscas y pulgones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies