La hierbabuena

La hierbabuena es una planta aromática y condimentaria, perfecta para aderezar ciertos platos gastronómicos y realizar agradables infusiones ya sea como planta individual o en acompañamiento con otras especies.

La hierbabuena tiene como nombre botánico Mentha spicata y pertenece a la familia de las Lamiaceae. Se le conoce también con otros nombres populares como hierbabuena, yerbabuena, menta verde, hierbahuerto, etc.

El origen de su nombre está dividido según las fuentes consultadas. Entre las que existen, está el que su nombre de spicata viene por la forma de sus hojas en forma de lanza: spica que en latín significa ‘lanza’. En cambio, también hay quien dice que viene de la palabra epíteto que significa espigado, aludiendo a la forma de las inflorescencias.

La hierbabuena es muy rústica y por lo tanto fácil de cultivar en cualquier modalidad de Huerto urbano. Es tan rústica que puede llegar a comportarse como una planta invasiva. Por ello, si la cultivamos en un Huerto urbano de campo, debemos plantarla en los márgenes y controlar que no se extienda más allá de los límites que tengamos pensados para ella.

La hierbabuena (Mentha spicata) es una hierba perenne que en condiciones favorables alcanza fácilmente el metro de altura. En el hemisferio norte, crea desde finales de invierno a finales de otoño, atractivas masas foliares desde las que se desprende su fresco y agradable aroma. Este aroma se potencia en el ambiente cuando se ‘remueven sus hojas’ ya sea por el roce a nuestro paso, el viento, la lluvia… o simplemente al ‘golpearle’ las gotas del agua durante el riego.

Este agradable aroma proviene de su principal componente activo: mentol.

En el Huerto urbano de terrazo o balcón, la hierbabuena (Mentha spicata) debe de estar en una zona con muy buena iluminación, y mucho mejor si goza de sombra a las horas de máximo calor.

Requiere un sustrato fresco con materia orgánica y con suficiente humedad.

En buenas condiciones, crece con total facilidad y gracias a sus extensas e invasivas raíces, se extenderá fácilmente alrededor de la zona plantada inicialmente. En cultivo en jardinera o maceta, no existe este problema.

Requiere riegos frecuentes, sobre todo en verano, ya que posee una gran masa foliar. Su floración se centra en verano, que sin apenas valor ornamental, invitan a que las abejas las visiten.

La reproducción de la hierbabuena es muy sencilla y rápida. Entre las diferentes modalidades posibles, esqueje, semilla o división de mata, recomendamos esta última.

La hierbabuena está enparentada con el resto de Menthas. Destacar que existen las Mentas con sabor y que según la especie, nos recuerdan al poleo, la hierbabuena, la naranja, el plátano, la pimienta, el jengibre, la fresa, la manzana, el chocolate, la piña…

One Comment

  1. Andrea

    24 junio, 2013 at 23:45

    Recién compré una planta de hierbabuena. A los pocos días noté que tenía una plaga, bichos muy pequeños en colores blanco y amarillo. Pregunté en un invernadero y me recomendaron un insecticida no orgánico. Dudé en ponérselo. ¿Qué me recomiendan para estas plagas?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies