Punto de recolección del melón

Melón piel de sapo

Existen diferentes tipos de melones y saber cuál es el punto adecuado de recolección de un melón es complejo ya que además de las fechas de cultivo, climatología y estado vegetativo de la planta también influye el tipo de melón y la variedad.

Uno de los tipos de melones más populares en España es el conocido como piel de sapo y para concretar en cómo saber si un melón está maduro para recolectar, en este artículo nos centraremos en datos y conceptos referentes a este tipo de melón.

De entrada el tipo de melón piel de sapo se suele cultivar solamente en huertos urbanos de campo y jardín al aire libre ya que cada planta suele ocupar una gran superficie de terreno. Así como el que su cultivo se realiza durante el verano, sembrando en primavera y recolectando desde mediados de junio a principios de otoño según la fecha de siembra y zona geográfica en la que nos encontramos.

En qué mes se recogen los melones

Saber en qué mes se recolectan los melones está claro que en aquellos comprendidos desde principio de verano a principio de otoño. Pero en concreto dependerá en gran medida de la zona en la que lo estemos cultivando. En zonas de clima cálido como en las Islas Canarias o el sur y sureste peninsular serán las recolecciones más precoces si las siembras se han realizado pronto. En zonas del nordeste peninsular un poco más tarde y le seguirán las del interior ya que las buenas temperaturas, sobre todo las nocturnas, suelen llegar más tarde.

Melón piel de sapo

Además, las fechas se pueden adelantar ligeramente si se comienza el cultivo con el semillero adelantado y si además se plantan bajo tunelillo.

Como orientación podemos decir que la recolección del melón puede situarse entre los 75 a 90 días después del trasplante, aunque como hemos avanzado, dependerá de factores como la zona de producción, sistema de cultivo y tipo o variedad de melón.

Cómo saber cuándo recoger el melón de la planta

Ante la pregunta cuándo y cómo saber cuándo se recolectan los melones hay que tener en cuenta diversos parámetros, algunos de ellos adquiridos con la experiencia.

Es muy importante conocer el estado de maduración de los frutos de melón para poder recolectarlos en su momento óptimo ya que es un tipo de fruto en el que su contenido en azúcares no aumenta una vez que ha sido recolectado.

Para conocer el estado óptimo de madurez nos debemos fijar en diversos síntomas externos aunque también debemos saber que ninguno de ellos es definitivo. Entre los síntomas que pueden ayudarnos a conocer el punto de recolección podemos destacar los siguientes:

  • Primero que nos encontramos entre esos 75 a 90 días después del trasplante o entre 30 y 40 días entre la polinización y cuajado del fruto.
  • Nos podemos fijar en los cambios de coloración en la corteza cuando vemos que los tonos más vivos pasan a ser más mates.
  • Otro factor importante es fijarse en el marchitamiento del pedúnculo del fruto, así como el agrietamiento en la base del mismo.
  • En la zona llamada ombligo o base del fruto apreciamos una menor consistencia de los tejidos.
  • También se aprecia un aumento del aroma sutil, característico del melón en estado maduro.
  • Debemos fijarnos en el marchitamiento de la primera hoja situada sobre el fruto.
  • También en un aumento significativo del escriturado sobre la piel del fruto.

Melón piel de sapo

Cómo saber si un melón está bien

Cómo saber si un melón está bien una vez en la tienda, todos estos factores… sobre todos los referentes a la planta desaparecen. Entonces podemos recurrir a otros como por ejemplo:

  • El color de la piel más mate.
  • Presionar ligeramente el final del fruto y apreciar que se hunde ligeramente pero con resistencia. Si se hunde fácilmente es que está muy maduro. Si no cede la piel, al melón le falta tiempo para madurar y este no lo hace una vez recolectado.
  • Menearlo y notar que nada se mueve en su interior. Escuchar cómo sus semillas están sueltas significa un exceso de maduración.
  • Sospesarlo y apreciar que en realidad pesa más de lo que aparenta.
  • Que la base del melón, la parte pegada al suelo está algo amarilla.

¿Cuándo recolectar los melones?

A nivel profesional el saber cuándo recolectar los melones es en parte fruto de la tecnología, de la experiencia y saber del personal especializado que lo recolecta.

Resaltar que estas empresas suelen disponer de equipos de medida de azúcar en el fruto con el que muestrean sus plantaciones para determinar el estado óptimo de recolección. Entre ellos se encuentra el refractómetro que muestra el ºBrix o contenido en azúcares de los frutos testados.

Estas empresas programan sus producciones ya no solo teniendo en cuenta los campos de la zona sino cambiando a zonas más frías para crear un programa de recolección que les permita abastecer a sus clientes el mayor periodo de tiempo posible. Bajo este concepto se pasa de zonas de producción en la costa a zonas de interior y a diferentes altitudes e incluso a su cultivo en invernadero y en un extremo de programación, recurriendo a cultivos de contraestación a nivel mundial. El invierno en el hemisferio norte es primavera en el sur y viceversa. Y hoy con el transporte marítimo en contenedores y aéreo las distancias se acortan notablemente.

De entrada la recolección del melón suele iniciarse a los 75 y 90 días del trasplante. Siempre y como ya hemos avanzado, dependiendo de la zona de producción, el sistema de cultivo empleado y el tipo y variedad de melón cultivado. Estas fechas también tienen como referencia las transcurridas entre la polinización y cuajado de frutos y el inicio de recolección, que se sitúan entre 30 y 40 días.

El melón debe ser recolectado en su momento óptimo de madurez ya que su contenido en azúcares no aumenta después de haber sido cortado y por ello normalmente la recolección se efectúa por personal especializado.

Refractómetro

Dentro de las fechas antes mencionadas, entre los diferentes síntomas aparentes de madurez del fruto se encuentra:

  • La aparición de un anillo de color marrón, así como una pequeña hendidura alrededor del pedúnculo.
  • La desaparición de la capa cerosa externa del fruto, dándole un tono de color más mate.
  • La aparición de color amarillo o marrón sobre la parte inferior del fruto que se encuentra en contacto con el suelo.
  • Al cogerlo se le da un pequeño golpe al fruto con el dedo que debe producir un sonido apagado.

Siempre, antes de recolectar una zona estas empresas realizan controles previos de calidad sobre los frutos mediante muestreos de azúcar, dureza de la pulpa, sensibilidad al desprendimiento del fruto del pedúnculo, forma, color, tamaño, distribución de la cavidad interna, grosor y consistencia de la pulpa, etc. para asegurarse que los frutos recolectados cumplan con los estándares de calidad acordados con el cliente.

En cuanto al modo de recolección del melón puede ser de varias formas. Por una parte está la semimecanizada en la que el corte del fruto se realiza de forma totalmente manual por personal especializado y a continuación se depositan los melones cosechados en una cinta de recolección que los desplaza de forma que la fruta va directamente al remolque y de ahí al almacén de confección. Por otra, más manual, los melones recolectados se van depositando en cajas o sueltos en modo líneas para que posteriormente se recojan al paso del tractor con su remolque.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies