Coles ornamentales

Coles ornamentales

Las coles ornamentales son muy utilizadas en jardinería como plantas de temporada sobre todo en invierno, así como también en flor cortada formando parte de arreglos florales. Pero al igual que sucede con otros tantos tipos de coles que se cultivan en los huertos urbanos, las coles ornamentales también se pueden cultivar en ellos con un doble objetivo una vez adquieren su característico colorido: como ornamentación floral o como decoración en la presentación de algunos platos culinarios.

Como muchas otras coles, su época de cultivo es durante la estación fría del año y debemos saber que el frío del invierno potencia el color característico de sus hojas interiores según la variedad. Por lo tanto, desde finales de septiembre hasta el mes de marzo podemos tenerlas presentes en nuestro huerto urbano.

Es un cultivo muy fácil y se puede realizar incluso en maceta, por lo que puede plantarse en cualquier tipo de huerto urbano. Su inicio puede partir tanto de semilla como de plantel. Si optamos por comprar semilla, un solo sobre será suficiente para una o dos temporadas ya que no se suelen plantar muchas unidades por estar enfocado simplemente a su valor ornamental.

Brassica oleracea

La col ornamental está englobada dentro de ‘Brassica oleracea grupo Acephala, uno de los grupos menos populares en cultivos hortícolas de España. Otros grupos sí son más populares hortícolamente hablando, como por ejemplo el ‘Brassica oleracea grupo Botrytis’ al cual pertenece las coliflores, el Brassica oleracea grupo Capitata’ al que pertenecen las coles tipo repollos, el ‘Brassica oleracea grupo Gemmifera’ de las coles de Bruselas, el ‘Brassica oleracea grupo Italica’ de los brécoles, brócoli y el Bimi, un nuevo híbrido de brócoli con elevado valor nutricional. Todos estos grupos están a su vez incluido dentro de amplio grupo de coles occidentales, ya que también existe otro denominado grupo de coles asiáticas.

Las coles ornamentales actuales son consecuencia de una selección varietal en la que se ha buscado su valor ornamental. Su principal belleza reside en sus grandes hojas rizadas o lisas, su forma y su variado colorido según la variedad cuando llega su estado previo a su floración. Su floración en sí carece de interés ornamental.

Descripción de la col ornamental

Para conocerla un poco más, su nombre científico es Brassica oleracea, pertenece a las CrucíferasBrassicaceae y es originaria de la costa del sur y del oeste de Europa.

Es una planta perenne de tallo corto con hojas dispuestas en roseta, de porte pequeño que no suele exceder de los 30 centímetros de altura cuando son variedades de planta en maceta y de los 60 centímetros en el caso de las variedades destinadas a la flor cortada. Estas alturas se refieren a su estado de mata, ya que cuando produce su inflorescencia, su altura casi se duplica.

Coles ornamentales

Su raíz pivotante no es excesivamente profunda y cuenta con gran cantidad de raicillas secundarias. Sus hojas tienen un aspecto carnoso, son grandes, redondeadas y rizadas o lisas según la variedad con matices rojos, rosado, amarillo y blanco en sus hojas centrales cuando va a florecer. Como hemos avanzado, precisamente esta tonalidad se intensifica con el frío y en ellas reside su valor ornamental. Su floración comienza bien entrado el otoño magnificando su colorido con la llegada del frío. Sus flores crecen en una inflorescencia. Un gramo de semilla tiene alrededor de las 300 unidades.

Cultivo de coles ornamentales

El cultivo de las coles ornamentales en un huerto urbano suele ser testimonial en el caso de huertos urbanos de jardín o de campo, ubicando las plantas en zonas perimetrales junto al resto de cultivos. En el caso de huertos urbanos de terraza o balcón, puede realizarse en macetas o jardineras, aportando un destacado colorido ornamental al conjunto de hortícolas.

Un aspecto a tener en cuenta es si deseamos cultivar coles ornamentales tradicionales para planta en maceta o para flor cortada. Las primeras son más bajas, de unos 40 centímetros de altura, mientras que las segundas alcanzan los 60 centímetros con facilidad.

A nivel profesional existen muchas variedades como Primadonna, Rose Bouquet, White Lady, White Chistmas, Coral Queen, Coral Prince, Kyoto F1 Pink (rosa claro), Kyoto F1 Red Green (rosa oscuro), Kyoto F1 White Green (blanca),… pero lo habitual es comprar sobres de semillas en los que en su interior estas semillas están en mezcla. Así, no sabremos exactamente el color final de cada planta, pero nos aseguramos tener un mayor surtido para la decoración de nuestros platos.

En huertos urbanos de terraza o balcón, podemos sembrarlas directamente en pequeñas macetas, colocando unas tres semillas por maceta sobre un sustrato tipo ‘sustrato para plantas de interior’ que regaremos inmediatamente tras la siembra, manteniendo el sustrato húmedo hasta su germinación. Cuando tengamos plantitas con uno o dos pares de hojas verdaderas dejaremos una sola planta por maceta.

Coles ornamentales

Cuando veamos que cada planta tiene un buen cepellón y se le quede pequeña la maceta, la trasplantaremos a una mayor ya definitiva o en jardineras, con una separación entre plantas de unos 30 a 40 centímetros. El sustrato recomendado para el trasplante puede ser un ‘sustrato universal’ o ‘sustrato de plantas de exterior’ y una maceta adecuada sería de 12 a 14 centímetros de diámetro.

En el caso de huertos urbanos de campo o jardín, la siembra puede ser directa al terreno o preparando las plántulas en pequeñas macetas como en el caso anterior. Si partimos de planteles en alvéolos, el cultivo es aún más fácil ya que compraremos las unidades que deseemos plantar y adelantaremos su cultivo de seis a ocho semanas.

En el campo las plantaremos aprovechando espacios marginales como perímetros del mismo o al final de líneas para completarlas y así no restar espacio a otros cultivos hortícolas más protagonistas. Si hacemos siembras directas, lo mismo, lo haremos a golpes separados unos 40 centímetros con unas tres semillas por golpe. A los 5 días comenzarán a germinar y cuando tengan un par de hojas verdaderas dejaremos tan solo una plantita por golpe.

Para todos los casos, su época de plantación se sitúa desde finales de agosto a enero. Más tarde no habrá la temperatura adecuada para potenciar su color… la primavera en España suele ser muy cálida incluso en el interior.

Es importante mejorar en lo posible el suelo, labrándolo y fertilizándolo adecuadamente. Su cultivo se realiza siempre a pleno sol y la época de cosecha está alrededor de los 2 meses después de la plantación. Si plantamos variedades especiales para flor cortada, para su correcto cultivo hay que ir eliminando las hojas de la base varias veces para conseguir un tallo más alto.

Coles ornamentales

Plagas y enfermedades de las coles ornamentales

En plagas las más comunes son las propias de las coles:

  • Mariposa de la col u oruga de la col (Pieris brassicae). Aparece básicamente en primavera y las mariposas hembras realizan la puesta sobre el envés de las hojas y las orugas provocan el daño llegando a defoliar casi toda la planta.
  • Pulgón verde (Myzus persicae). Este provoca un abarquillamiento de las hojas y brotes, una debilitación de la planta y además es portador de virus y atrayente de hongos como la negrilla debido a la producción de melaza.
  • Pulgón negro (Aphis fabae). Sus daños también son similares.
  • Mosca blanca de las crucíferas (Aleyrodes proletella y A. brassicae). Las hembras realizan sus puestas en el envés de la hoja y debilitan la planta además de ser trasmisoras de virosis.

En cuanto a las enfermedades de las coles ornamentales:

  • Alternaria (Alternaria brassicae). Forman una especie de manchas negras de un centímetro de grosor en formas de anillos concéntricos.
  • Mildiu (Peronospora brassicae). Provoca manchas de color amarillo y tamaño reducido en el haz de las hojas.

Coles ornamentales

Recolección de las coles ornamentales

La recolección de las coles ornamentales va en función del destino de estas, si bien, siempre es cuando el colorido de sus hojas centrales adquiere su color más intenso. Si es para flor cortada cortaremos por el tallo lo más bajo posible para obtener la ‘vara floral’ lo más larga posible para que nos permita trabajarla mejor en la composición del arreglo floral.

En el caso de un uso para la decoración de platos culinarios, la podemos cortar simplemente para recoger su follaje superior. Una vez en casa eliminaremos las hojas interiores y solo reservaremos sus hojas centrales más coloridas. Cada col o sus hojas la podemos meter en una bolsa de plástico y conservar en la nevera durante varios días.

Cuando preparemos una ensalada, carnes, guarniciones o platos en los que nuestra imaginación veamos que estas atractivas hojas pueden jugar un valor especial, las incorporaremos enteras o respetando parte de ellas en las que los colores, intensidad de sus nervaduras o formas más o menos rizadas ayuden a dar espectacularidad ornamental al plato. Aquí, la imaginación y gusto de cada uno son fundamentales para conseguir sorprender a nuestros acompañantes en la comida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies