Seleccionar página

Informe técnico para el cultivo del espliego

Informe técnico para el cultivo del espliego

El espliego es una planta rústica rica en aromas y aceites esenciales. Esto le hace muy interesante como planta culinaria, empleando sus flores y esencia como condimento y en salsas. Es especialmente recomendada en pescados y carnes rojas.

Se puede utilizar como aromatizante de vinagres. Es una planta melífera con la que se obtiene la miel de espliego.

Entre sus propiedades saludables, sus flores se emplean como digestivo, tónico, diurético, antiséptico, antiespasmódico y para combatir cólicos e indigestiones.

Su uso más frecuente es en forma de infusión y añadida en el agua de baño, ayuda a calmar dolores de las articulaciones, así como limpiar la piel a través de vahos.

Sus aceites esenciales se utilizan en industrias de perfumería, jabonería, farmacéutica y cosmética, así como en detergentes y ambientadores.

Lavandula latifolia Mill.

Su nombre científico es Lavandula latifolia, conociéndose popularmente como espliego o alhucema. Pertenece a la familia Lamiaceae (Labiadas).

La Lavandula latifolia es una planta vivaz de base leñosa, que puede alcanzar hasta el metro de altura. Su raíz es gruesa y pivotante que llega a explorar hasta el medio metro de tierra.

Su tallo es leñoso y de él salen las ramas foliadas de unos 50 centímetros de altura, de color gris verdoso con una capa de pelos blancos que finalmente terminan en espigas florales.

Sus hojas son más anchas que las de la lavanda. Tienen forma más larga que ancha. Sus flores son pequeñas y aromáticas, de color azul-grisáceo o violeta.

Siembra y plantación del espliego

La multiplicación del espliego puede realizarse tanto por semilla, por esqueje como por división de mata.

Por semilla, la germinación es lenta y escasa. Para mejorarla se recomienda aplicar un tratamiento previo a la siembra.

Por esquejes, el método consiste en cortar las ramas jóvenes de plantas adultas y enraizarlas en bandejas alveolares con un sustrato turboso.

Por división de mata, puede hacerse desde noviembre hasta marzo. Consiste en coger trozos basales de la planta con raíz y plantarlos directamente en el terreno definitivo.

Recolección del espliego

Del espliego se aprovechan sus espigas con flor. Su recolección se efectúa cuando la mitad superior de la espiga tiene sus flores abiertas y las del tercio inferior algo pasadas.

La recolección se realiza, en función de la climatología y fecha de plantación, durante los meses de julio y agosto.

Necesidades para el cultivo del espliego

Para el cultivo del espliego, optaremos por terrenos sueltos o francos, calizos y que no se encharquen.

Le gusta el clima mediterráneo, con buena iluminación, semiárido, moderadamente cálido, seco o semiseco y los inviernos suaves.

En cuanto a sus necesidades hídricas, requiere riegos moderados.

Plagas y enfermedades del espliego

Las plagas más habituales del espliego son los pulgones y la cecidomia (Thomasiniana lavandulae). El espliego ha sido hasta hace poco una planta silvestre, con baja especialización de los insectos.

Y referentes a enfermedades, la Septoria lavandulae, Phoma lavandulae y Amarilla mellea, especies de hongos que pueden provocar la pudrición de las raíces.

Otros enemigos que pueden afectar al espliego son la cuscuta spp (una planta parasitaria) y micoplasma (virus o microorganismo próximo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies