Seleccionar página

Variedades de guisantes

Variedades de guisantes

Cuando nos planteamos el cultivo del guisante y deseamos informarnos sobre qué variedad plantar, nos encontramos ante todo un mundo. Sí, hay variedades especialmente orientadas al mercado de la industria y también para el mercado en fresco. Y dentro de este variedades comerciales antiguas y de reciente aparición, e incluso de variedades típicas de una zona territorial en concreto.

Las variedades de guisante para industria tienen como objetivo principalmente el congelado y el de forraje para alimentación de ganado, si bien para cada caso existen catálogos de variedades concretos y muy completos, para poder establecer calendarios de plantación y cosechas que permitan cultivarlos durante gran parte del año.

En el caso de variedades de guisantes para consumo en fresco, también hay un amplísimo catálogo en el que hay variedades orientadas al consumidor final y otras a la producción profesional para su venta en tiendas. Algunas de estas variedades se venden para ambas líneas de negocio y simplemente cambian la presentación de venta.

Variedades de guisantes

Jornadas gastronómicas del Guisante del Maresme

El guisante llega a tener un protagonismo importante en el mundo de la gastronomía y prueba de ello es “el Guisante del Maresme: La ‘perla’ verde” que da pie a las “Jornadas gastronómicas del Guisante del Maresme” que se celebran todos los años desde finales del mes de Febrero hasta el mes de Mayo.

En estas jornadas los restaurantes de cuatro poblaciones del Maresme: Cabrils, Caldes d’Estrac, Sant Andreu de Llavaneres y Mataró, ofrecen al público la posibilidad de degustar esta legumbre tanto a través de recetas tradicionales como innovadoras.

Sobres de semillas de guisante

Hemos avanzado que hay diferentes forma de venta de semillas de guisantes y las presentaciones cambian notablemente, como no puede ser de otra manera, según al consumidor al que van enfocados.

Para el sector de particulares que van a sembrar el guisante en un huerto urbano, la presentación más habitual es:

  • Sobres de semillas de guisante de 15, 25, 80 o 100 gramos.
  • Cajas de 200 y 250 gramos.

Como aficionado y para nuestro huerto urbano, lo normal es acercarnos a un centro de jardinería o área comercial por ejemplo y encontrar en los lineales sobres de semilla de guisantes con su nombre comercial, una buena fotografía y una información básica para su cultivo. Para el cultivo, según la cantidad a cultivar, tendremos como referencia que unos 12 gramos hay unas 48 semillas.

Para el sector profesional la presentación más habitual es:

  • Cajas de 250 gramos.
  • Sacos de 1, 5 y 25 kilos.
Variedades de guisantes

Tipos de variedades de guisante

Vemos que hay muchos tipos de variedades de guisante y esto se debe a la diversidad de mercado y usos de esta leguminosa. Así podemos preguntarnos ¿Cuáles son los métodos de mejora genética del guisante?

Desde este enfoque podemos establecer numerosos criterios. Entre ellos:

  • Por el hábito de crecimiento las hay enanas, de medio enrame y de enrame. Las primeras pueden estar sobre sobre los 25 centímetros de altura mientras que las últimas pueden superar los tres metros.
  • Según la época de siembra. Las hay de otoño, invierno y de primavera.
  • Por su ciclo productivo se pueden catalogar de tempranas a tardías. Las primeras tienen un ciclo de cultivo de unos tres y las otras de unos cinco meses desde la siembra.
  • Por su aptitud para grano o vaina comestible. Destacar que en España prácticamente no existe el cultivo para el grano seco.

También se pueden catalogar por las características de sus semillas:

  • Por su forma: lisa, arrugada, redondeada o angulosa, teniendo en cuenta que los granos rugosos son más dulces.
  • Por su color en madurez. Los hay verde, amarillo y blanco en diferentes tonalidades. Como observación, la industria conservera prefiere los granos de color verde claro, mientras que la congeladora y el consumo en fresco los prefiere de color verde oscuro.

Mejoras en variedades de guisantes

Un tema a tener en cuenta son las mejoras sobre variedades de guisantes en las que se está trabajando. Una de ellas es su porte ya que condicionan el método de cultivo y sobre todo, debido al peso de sus vainas ya que tienden a encamarse, la recolección. En este sentido y por ejemplo, desde su nacencia hasta su floración se persigue que la planta de guisante presente lo mejor posible un porte erecto y para ello se busca un incremento de entrenudos, un mayor grosor de los tallos y que sus zarcillos sean lo suficientemente efectivos para que se entrelacen unos con otros, levantando la planta del suelo al apoyarse unas en otras.

Una ventaja que se tiene en el cultivo del guisante como consecuencia de separarse del suelo al entrelazarse unas plantas con otras, es una menor incidencia de enfermedades.

Destacar que los objetivos de la mejora del guisante dependen y se centran en función del destino del producto: fresco, congelado, forrajero, etc.

Dentro de las leguminosas hortícolas (judía y habas principalmente) se ha venido trabajando grandes grupos de variedades, no siendo así en el caso del guisante, sobre todo en España. Estas primeras especies experimentaron durante mitad del siglo pasado una fuerte mejora varietal sobre todo en el mercado francés e inglés, hasta el extremo que sus autóctonas quedaron relegadas a nichos de mercado o desaparecieron.

España ‘importó’ ese juego varietal y hasta la década de los ochenta del pasado siglo no comenzó aquí un avance varietal digno de tener en cuenta. Un factor que ha favorecido ese estancamiento en innovación varietal es que el guisante es una especie autógama y por lo tanto rara vez aparecen hibridaciones espontáneas y como consecuencia estamos ante ‘una especie conservadora’ en el mantenimiento de la variedad.

Si hacemos un poco de historia vemos que el aumento del rendimiento en grano seco, utilizado tanto en consumo humano como animal, fue el factor principal de mejora varietal. Posteriormente se optó que en el grano verde primase la calidad tanto de su vaina como del grano y no fuese ya tanto el factor de cantidad el primordial. La justificación está en que el grano puede resultar incomestible si se ha esperado más de lo conveniente para cosechar.

Otro objetivo respecto a la calidad vemos que varía en función del destino. En el caso de guisantes destinados al enlatado y congelado prima su contenido en azúcares y por ello se prefieran los de tipo rugoso. Por supuesto también su forma: redonda y pequeña. Por supuesto, al margen de la calidad y características adaptadas a su cultivo, el rendimiento sigue siendo un factor perseguido.

Variedades de guisantes

Variedades de guisantes para siembra

Respecto a las variedades del guisante hay que tener en cuenta características como:

  • La precocidad: pueden ser de cultivo temprano, medio o tardío.
  • Su forma de la semilla en la madurez: los hay de semilla de tipo lisa o arrugada.
  • El color de la semilla en la madurez: las hay verde, amarilla o blanca.
  • El tamaño de la planta: Las hay de porte bajo o enano cuando su altura es menor al medio metro, semi trepador o semi enano entre medio y un metro; y trepador o de enrame entre uno a dos metros de altura.
  • Destino de la producción: vainas y semillas (tirabeque), o semillas para consumo directo, o para industria conservera y de congelación.

A continuación nombraremos algunas variedades de guisantes para siembra, lo que nos da una idea del gran juego varietal existente en el mercado y su especialización según el destino comercial:

Con respecto a los guisantes para industria de forma continua en el tiempo van apareciendo nuevas variedades. Este mercado es tan importante que hay empresas que mantienen una división específica para esta especialidad agronómica. Un ejemplo de ellas es Seminis. Mejoras buscadas: rusticidad, sanidad de planta, facilidad de cuaje, producción y ventana de recolección; así como en características industriales su contenido en sacarosa, sabor, uniformidad de calibres y color, tanto antes como después del escaldado.

Variedades de guisantes para industria: SV3290QF, SV7221QF, SV5685QG, Azarro, Hyperion, Maurice, Prometheus, Romance, SV0893QF, SV0957QF, SV1022QF, SV1033QF, Zenit, Juwel, Monopol, Corky, Oney, NZ3080, Pixie, Yukon, Alaska 7, Freezer 69, Freezer 626, Sprite, Freezer 640,…

Variedades de guisantes para consumo en fresco que se consumen totalmente: Cometodo Carouby, Carouby de Maussane, Tirabeque,…

Variedades de guisantes para consumo en fresco enanos: Petit Provenzal o Negret, Voluntario, Orfeo, Arkel, Oberon, Myzam, Kalife, Negret, Teléfono enano,…

Variedades de guisantes para consumo en fresco semienanos: Teléfono semienano, Lincoln, Jumbo,…

Variedades de guisantes para consumo en fresco trepadores: Príncipe Alberto, Express, Michaux de Holanda, Rey de las conservas, Senador, Teléfono trepador, Alderman, Altesse,…

Más variedades de guisantes para consumo en fresco: Rondo, Lágrima Maravilla Etampes, Cestallena, Aureola, Asterix, Allegro, Mangetout, Bayard, Capuchino, Vertirroy, Silam,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies