Seleccionar página

Informe técnico para el cultivo de la chalota

Informe técnico para el cultivo de la chalota

La chalota (Allium ascalonium L.) es una plata hortícola muy similar a la cebolla, aunque su tamaño es menor. Por lo tanto, como planta genera un bulbo a ras de suelo del que salen sus raíces y hojas.

Al contrario de lo que sucede con la cebolla, la chalota dispone de “dientes”, algo similar a lo que sucede con los ajos. Sus bulbos (lo que hemos denominado dientes), crecen agrupados de dos en dos estando recubiertos por una capa, normalmente de color cobrizo. El conjunto de bulbos está sujeto entre sí a una base plana, de donde también nacen sus raíces en sentido opuesto.

Existen básicamente tres tipos de chalota: la chalota gris que posee una forma bastante alargada, la chalota rosada o chalota de Jersey que según variedades produce bulbos de diversa forma, y la chalota morada cuyo bulbo es más redondeado.

De la chalota se aprovecha para su consumo sus bulbos.

Allium ascalonium

Allium ascalonium es el nombre científico de la chalota, su nombre más común. También hay otros nombres populares asociados a esta planta, como por ejemplo ajo chalote, ajo de ascalonia, echalote o escaloña. Pertenece a la familia Amaryllidaceae y es originaria de Asia Central.

El Allium ascalonium es una planta pariente de la cebolla, aunque su sabor es más dulce y suave que esta.

Sus propiedades son comparables con las de la cebolla, si bien a las chalotas se le atribuyen propiedades que estimulan la digestión.

En sus aplicaciones culinarias, la chalota se utiliza como condimento en salsas y en marinadas. Su sabor y aroma es más sutil que la cebolla y menos agria que el ajo.

La chalota se utiliza cruda y picada para la elaboración de salsas, vinagretas y demás aliños. También cocida a fuego lento, como acompañamientos de carrilladas y otros platos.

Es muy utilizada en la cocina francesa para elaborar salsas o enriquecer mantequillas.

Siembra y plantación de la chalota

Los bulbos de la chalota se plantan en el campo a modo de líneas durante los meses de febrero a marzo.

Estos bulbos se entierran en pequeños agujeros a lo largo de los surcos, separados entre bulbos unos quince centímetros.

De cada bulbillo brotarán y por lo tanto se formarán, entre 2 y 10 bulbos nuevos. Su periodo de cultivo será variable en función de la climatología, siendo al menos de unos tres meses en regiones calurosas y poco más de cinco meses en regiones más frías.

Recolección de la chalota

La chalota tiene un cultivo anual, por lo que, si se deja florecer, las plantas emitirán una inflorescencia con flores en tonos malváceos.

Para la recolección de la chalota, unos días antes de ello se aconseja proceder al llamado “pisado”. Se trata de una técnica que también hay quien la utiliza en los ajos y cebollas. Se trata de doblar o retorcer los tallos para que los bulbos engorden.

Tras su recolección, conviene hacer una selección de los bulbos más gruesos y sanos, y guardarlos para la siguiente cosecha.

Si lo que deseamos es obtener sus semillas, debemos dejar algunas chalotas sin recolectar para que florezcan y conseguir así sus semillas.

Para consumir sus bulbos, la recolección se realiza entre los meses de julio y agosto, cuando las hojas se comienzan a secar.

Necesidades para el cultivo de la chalota

En cuanto a las necesidades hídricas durante el cultivo de la chalota, los riegos deben ser muy moderados durante gran parte del mismo, incrementándolos hacia el mes de mayo o junio.

La exposición de cultivo debe ser lo más soleada posible.

Respecto al terreno de cultivo, su tierra no tiene por qué ser demasiado fértil, pero sí con buen drenaje. Lo ideal es un suelo con pH neutro, rico en materia orgánica, si bien no es conveniente que haya sido estercolado recientemente. La chalota no soporta bien el exceso de nitrógeno.

Plagas y enfermedades de la chalota

Con respecto a sanidad vegetal, la chalota tiene las mismas plagas y enfermedades que la cebolla: Escarabajo de la cebolla, mosca de la cebolla, trips, polilla de la cebolla y nematodos como plagas. Mildiu, botrytis, sclerotinia, roya, abigarrado de la cebolla, tizón y alternaria en el caso de las enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies