Seleccionar página

El madroño

El madroño

Recolectar la fruta directamente del árbol en un huerto urbano es todo un placer, como también lo es recolectar los frutos rojos por el bosque cuando estamos de excursión entre ellos. Y hablando de frutos rojos, también llamados frutos del bosque… en esta ocasión trataremos del madroño cuyo nombre científico es Arbutus unedo.

Sí, podemos cultivar un madroño en nuestro huerto urbano y recolectar sus frutos cuando están en su punto justo de maduración, en su estado más dulce y exquisito con los que se puede elaborar mermeladas, comer simplemente como fruta fresca e incluso elaborar aguardiente de madroño, bebida que antiguamente era muy apreciada en zonas de Asturias y algunas zonas de Portugal.

Entre las diferentes modalidades de huertos urbanos, son los de campo y jardín los más apropiados para el cultivo del madroño y siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, entre los que no se encuentran que estén a pleno sol durante todo el día cuando las temperaturas diurnas sean muy elevadas. Son ideales para plantarlos como árbol aislado en márgenes de campos que a su vez sean zonas algo sombrías.

Arbutus unedo

Como adelantamos, el Arbutus unedo es más conocido en España como madroño y es todo un símbolo para los ciudadanos de Madrid (‘El oso y el madroño’ que aparecen en su escudo). Pero también se le conoce con otros muchos nombres según regiones y países, como por ejemplo madroñero, madroñera, alborocera, aborio, borto, albedro, érbedo, borrachín o borrachina, gurbitz, arboç, árbol de las fresas, etc. De ellos destacamos como curiosidad el de borrachín o borrachina, que proviene de su capacidad de generar alcohol en sus frutos cuando estos maduran en exceso. De hecho se comenta que algunos animales salvajes llegan a tener cierto grado de embriaguez cuando lo consumen en el bosque.

Este pertenece a la familia ericaceae y es originario del arco mediterráneo, si bien con el tiempo y fruto de la globalización además de ser un árbol muy utilizado en jardinería, se ha ido introduciendo en zonas más interiores y de otros países donde el clima lo permite.

El madroño es un pequeño árbol frutal de hoja caduca que suele alcanzar una altura de alrededor de los seis metros. Su crecimiento es lento pero ramifica con facilidad, ramas que tienden a abrirse según envejecen y ganan en altura.

Propio de montes de clima mediterráneo prefiere los suelos profundos y algo húmedos aunque pedregosos. Sus hojas se mantienen todo el año en la planta y son de pequeño tamaño y color verde con aspecto brillante, con bordes serrados de color rojizo.

Flores de Arbutus unedo

En cuanto a sus flores, poseen una forma de urna, son por lo general de color blanco teñidas de color rosa o verde. Crecen en forma de racimos terminales en las puntas de la rama durante los meses de otoño y principios de invierno según las zonas. El madroño en nuestro huerto urbano también se comporta como un árbol ornamental gracias a estas flores que cuelgan en forma de panículas dotando de gran belleza a este ejemplar mediterráneo.

Una de las peculiaridades de sus flores es la de coincidir con frutos maduros todavía en el árbol. Además sus flores son melíferas por lo que por una parte juegan un papel fundamental en el ecosistema del bosque y por otra contribuyen en el huerto urbano a atraer las abejas que fecundarán otras plantas hortícolas y frutales de este.

Su fruto, el llamado madroño, es técnicamente una baya redonda y globosa. Al principio de color verde que conforme madura llega al rojo finalmente. Su aspecto rugoso exterior es una singularidad. En su interior, su pulpa es de color amarillento conteniendo numerosas semillas minúsculas que no incomodan al comerlos. Respecto a su sabor es algo ácido si lo consumimos algo verde, mientras que cuando está bien maduro es dulce.

Especies de madroño

Es interesante saber que existen diferentes especies de madroños, si bien es la especie Arbutus unedo a la que nos hemos referido en este artículo y la recomendada para su cultivo en huertos urbano de España. Otras especies de madroño cultivadas son:

  • Arbutus andrachne o madroño oriental propio de Grecia y Asia Menor.
  • Arbutus menziesii oriundo de la costa oeste de América del Norte.
  • Arbutus xalapensis que se encuentra desde el sur de Estados Unidos hasta Nicaragua.
  • Arbutus glandulosa (Arctostaphylos glandulosa), nativo de las laderas costeras del oeste de América del Norte.
  • Arbutus x andrachnoides que se encuentra de forma natural en Grecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies