Seleccionar página

Barrenador de la alcachofa

Barrenador de la alcachofa

Una de las plagas de la alcachofa más complicadas de controlar es el barrenador de la alcachofa o como también se le conoce, taladro de la alcachofa.

En su estado de oruga, puede causar graves daños, tanto en la planta de alcachofa como en la del cardo, planta a la cual también ataca.

Gortyna xanthenes

El nombre científico del barrenador de la alcachofa es Gortyna xanthenes Germar, un lepidóptero perteneciente a la familia Noctuidae.

En su estado adulto es una mariposa, de unos cinco centímetros de envergadura, cuyas alas anteriores son de color marrón en dos tonalidades, y las posteriores, de color crema.

En estado juvenil, su oruga adulta puede tener una longitud de alrededor de los cinco centímetros, posee cinco pares de falsas patas abdominales y es de color crema con puntos negros diseminados por todo el cuerpo.

Barrenador de la alcachofa

Ciclo fenológico del barrenador de la alcachofa

Partiendo de la aparición de los adultos, estos aparecen en cultivo sobre el mes de octubre, durante el otoño. Seguidamente se aparean y en pocos días las hembras realizan sus puestas sobre la planta de alcachofa o cardo.

Como avanzamos, su puesta se realiza a principios de otoño y sus huevos son situados en hojas y preferentemente en las grietas del tallo a nivel del cuello de la planta.

Estos huevos eclosionan de forma muy escalonada según factores como la climatología, por lo que una sola puesta puede generar orugas desde diciembre hasta finales de marzo.

Estas orugas de Gortyna xanthenes, nada más nacer comienzan a alimentarse de las hojas y muy pronto penetran en el nervio central de la hoja en dirección al tallo. En el interior de este, desarrollan toda su vida como oruga. Tras completar todo su estado larvario, ya en verano, o bien dentro de la planta o por el interior de su tallo, salen de la planta y se desplazan a nivel del suelo donde generan la pupa. Con el tiempo terminan transformándose en mariposa. Sus adultos salen de su pupa en otoño y vuelve a comenzar su ciclo biológico.

Control del barrenador de la alcachofa

El ataque del barrenador de la alcachofa deriva en el debilitamiento de las plantas de alcachofa o cardo e incluso pueden provocar su muerte. La forma de identificar su ataque es coger capítulos florales o tallos que intuimos afectados y tras seccionarlos, vemos en su interior el horadado generado por la oruga.

Estos taladros pueden ser muy largos. De hecho, pueden ocupar desde la base de la planta hasta el corazón del capítulo floral. Si llegan al fruto, este queda totalmente depreciado para su comercialización.

Durante todo el cultivo de la alcachofa o cardo, tenemos que estar atentos a posibles ataques, ya que como hemos avanzado, la eclosión de sus huevos abarca un gran período de tiempo.

Las acciones orientadas a su control deben estar enfocadas antes de que sus orugas se introduzcan en el interior del tallo.

Como siempre, somos muy cautos a la hora de hablar de insecticidas concretos, porque por una parte cada país tiene una regulación específica que dictamina cuáles sí y cuáles no se pueden utilizar. Y además, constantemente se están revisando, saliendo y entrando productos al mercado.

En el caso de España, se puede consultar los productos permitidos, copiando este enlace en su navegador: https://www.mapa.gob.es/es/agricultura/temas/sanidad-vegetal/productos-fitosanitarios/registro/productos/conaplipla.asp

En el caso de utilizar productos fitosanitarios, ecológicos o no, debe realizarse mediante pulverización procurando mojar toda la planta, incluso los tallos. Funcionan muy bien los sistémicos y su aplicación puede realizarse con mochila o equipos de tanque de tratamientos. En todos los casos hay que respetar escrupulosamente los tiempos de seguridad entre tratamiento y recolección.

Como medidas culturales para su control, se recomienda ajustar los tratamientos justo después del corte de la alcachofa para evitar problemas de residuos, así como destruir las plantas afectadas durante el verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies