Seleccionar página

Tomate chocolate

Tomate chocolate

Entre los diferentes tipos de tomates encontramos el tomate chocolate, siendo este, un nuevo concepto de marketing y no tanto la definición de un cambio en el aroma o en el sabor de este popular fruto.

La buena aceptación por parte del consumidor a nivel internacional y la competencia entre empresas de semillas que esto ha ocasionado, ha animado a los genetistas a trabajar en este tipo de tomate, dando como resultado una gran cantidad de variedades y tipos dentro de esta tonalidad de color. Hablando de color, lo hacemos realmente de tonos e incluso con veteados, lo que aumenta su diversidad.

Los hay de tipo pera, cherry, en ramillete, tipo ensalada, canario, etc. y cada día están más presentes en las secciones de frutas y hortalizas de tiendas y supermercado. También lo hacen en su forma de presentación: a granel o envasados en unidades de venta con o sin marca del productor.

Tomates chocolate

Variedades de tomate chocolate o tomate negro

Un aspecto a tener en cuenta es que a este tipo de tomate chocolate también se les llama tomate negro cuando el color oscuro es muy intenso.

Con respecto a las variedades de tomate chocolate, se pueden establecer previamente diversos criterios a la hora de encontrarlas en el mercado. Por una parte, se encuentran variedades que pueden llegar al agricultor de explotaciones pequeñas e incluso a cultivadores de huertos urbanos. Por otra, híbridos de acceso a cultivadores de grandes extensiones y por último a estructuras empresariales que las cultivan en exclusiva para determinadas cadenas de supermercado.

Por poner algunos ejemplos de variedades achocolatadas, citamos la línea de tomates ‘Toma choc’ producida por la firma Top Seeds, en la que juega con una serie de variedades en torno a este color. Entre las variedades de tomate achocolatado de esta línea están la ‘Shir’, ‘Schlomi’, ‘Alon’, ‘Zmira’, ‘LotZ’ o ‘Zohar’. Otro ejemplo de variedades son las comercializadas por la firma Filosem: ‘Turmalyno’, un tomate negro para recolección en pintón y ‘Elcoulant,’ un asurcado Marmande de tonalidades chocolate.

Sobres de semilla de tomate chocolate

En el mercado de semillas para huertos urbanos se puede encontrar sobres de semilla de tomate chocolate de diferentes formas y variedades. Estos sobres tienen o bien nombres propios de la variedad o genéricos donde realmente se adquiere un tipo.

Por poner algunos ejemplos, está el tomate cherry chocolate que se puede comprar en sobres de 20-30 semillas. El tomate pear chocolate, en forma de pera con un color oscuro, rico en antioxidantes y excelente sabor. O el tomate chocolate stripe (rayas de chocolate) que produce una abundante cosecha de frutos grandes de aproximadamente 180 gramos.

Los sobres de semilla de tomate chocolate suelen comercializarse a un precio en función del número de semillas que contienen.

Tomate chocolate de Cabo de Gata

El interés y aceptación por el tomate chocolate es tan importante que surgen iniciativas para de crear marcas de impacto en el consumidor. Un ejemplo de ello es la marca ‘Tomate chocolate de Cabo de Gata’.

Esta marca pertenece a Campojoyma. Esta empresa del campo de Níjar (Almería) es pionera en la introducción de banderolas de cartón reciclable y también en el uso de plásticos biodegradables que se convierten en compost, en abono orgánico después de su uso. Campojoyma trabaja en una amplia gama de productos que cultiva bajo las pautas de una agricultura ecológica tradicional, la producción de los mismos es cuidadosamente distribuida en diferentes zonas para aprovechar al máximo las condiciones climatológicas y obtener la máxima calidad.

El ‘Tomate chocolate de Cabo de Gata’ destaca por su color, sabor y durabilidad, produciéndolo en zonas con determinadas características que favorecen su manejo agronómico, así como la calidad del agua y su conductividad.

El cultivo del tomate chocolate

El cultivo del tomate chocolate no tiene una técnica específica con respecto a otros tipos de tomate.

Como en todos ellos un aspecto a tener en cuenta son sus necesidades fisiológicas naturales. Si las podemos modificar mediante técnicas de cultivo se puede flexibilizar su cultivo, si no,… es mejor desistir.

El factor climático, agua y suelo es muy importante para el cultivo del tomate:

  • La temperatura óptima de desarrollo oscila entre 20 y 30ºC durante el día y entre 15 y 17ºC durante la noche.
  • Su nivel óptimo de humedad relativa se encuentra entre un 60% y un 80%.
  • Necesita la mayor luminosidad posible.
  • No tolera los suelos excesivamente compactos y poco drenados.
  • Prefiere suelos sueltos de textura silíceo-arcillosa y ricos en materia orgánica.
  • El agua con cierto nivel de salinidad produce frutos más compactos y sabrosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies