Seleccionar página

La cosecha del arándano

La cosecha del arándano

La cosecha del arándano en cultivo en la modalidad de huerto urbano es fácil. Tan solo hay que ir recolectandolo según van madurando los frutos y llevándolos a las tiendas de barrio de frutas y hortalizas o para consumo propio según sea el tipo de huerto urbano en el que se cultive. Recordemos que la definición de huerto urbano es aquel o aquellos que su producción no entran en los circuitos de la gran distribución.

Analizando la cosecha del arándano desde un esquema empresarial, la época de recolección del arándano puede variar en función de factores como por ejemplo las variedades cultivadas y el destino del fruto recolectado, estableciéndose este desde finales de primavera a finales de verano.

La recolección es siempre gradual con pases periódicos, iniciándose cuando sobre 15% de los frutos están maduros y su contenido de azúcares es superior a los 11ºBrix. Es una peculiaridad el que los frutos de los arándanos de una misma planta no maduran al mismo tiempo.

Recolección del arándano para consumo en fresco

En los cultivos cuya recolección del arándano va destinada al consumo en fresco se suelen dar pases semanalmente, que según la variedad pueden ser de tres a ocho pases en total y siempre de forma manual con cuidado de no dañar los frutos.

El momento de recolección del arándano se realiza seleccionándolos en función de su índice de madurez, su color y por supuesto el tamaño del fruto. Tal y como se recolectan son colocados directamente en los envases de venta, si bien luego se ajusta su peso para que todos pesen igual. Su presentación suelen ser en tarrinas de plástico o de cartón de unos 125, 250 o 500 g. que en casos de envases de cartón suelen ir impresas en colores para mejorar su presentación. Los envases de cartón suele estar abiertos mientras que los de plástico están cerrados con tapa. No es habitual verlos en los lineales de la tienda a granel o en bandejas.

Recolección del arándano para la industria

Otra cosa es cuando los frutos de arándano van destinados a industria, de la mermelada por ejemplo, que en estos casos su recolección puede ser tanto manual como mecanizada, realizando de uno a dos pases como máximo. Si la recolección es mecanizada tiene el componente de que no hay recolección selectiva de fruto y por lo tanto aumenta el número de piezas a destrío.

Postcosecha del arándano

En el caso de que los arándonos recogidos manualmente con destino para consumo en fresco lo ideal es someterlos antes de las cuatro horas de su recolección a un pre enfriamiento, consiguiendo una temperatura de unos 15ºC., con el objetivo de paralizar la maduración y que no se ablande su pulpa además de la posible pérdida de color y valores organolépticos como el sabor.

Una vez pasado este proceso, se pueden pasar a una cámara frigorífica para que estén almacenados a una temperatura de 1 a 0ºC y una humedad relativa del 90-95% con el objetivo de que se puedan conservar durante unas tres semanas sin sufrir pérdidas de calidad. Destacar que las empresas especializadas en la postcosecha del arándano aún pueden conservar los frutos del arándano hasta a dos meses si se conservan bajo atmósfera controlada.

Los frutos con destino industrial suelen ser almacenados directamente en cámaras de congelación hasta el momento de su utilización ya sea venta o entrada en los procesos de transformación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies