Seleccionar página

El melocotonero

El melocotonero

El melocotonero es un frutal de hueso. Su nombre científico es el Prunus pérsica y pertenece a la familia de las Rosáceas. Podemos cultivarlo en cualquier modalidad de Huerto urbano, si bien, en maceta su producción se verá muy mermada.

El melocotonero es originario de China, que en su momento fue llevado a Persia a través de las antiguas rutas comerciales y ahí, el nombre de fruta pérsica. Sobre el año 330 A.C. llegó a Grecia, extendiéndose por el resto de Europa durante la Edad Media.

El cultivo del Melocotonero, inicia su expansión sobre el siglo XIX y a principios del siglo XX, se comienza con la selección de variedades a partir de semilla que se fijan mediante injerto.

El melocotonero es un árbol caducifolio y su porte ha evolucionado en el tiempo. Así, en sus inicios era normal el alcanzar los 6 metros de altura y a día de hoy, las nuevas y modernas variedades se sitúan alrededor de la mitad de cara a facilitar las podas y recolección. Por ello, también pueden cultivarse en grandes macetas con notable éxito.

La corteza de su madera es lisa y cenicienta, desprendiéndose con cierta facilidad en láminas.

Sus raíces son muy ramificadas y superficiales. Como curiosidad, estas no se mezcla con el otro pie cuando las plantaciones son densas (el antagonismo que se establece entre los sistemas radiculares de las plantas próximas es tan acentuado que induce a las raíces de cada planta a no invadir el terreno de la planta adyacente).

Las hojas del melocotonero son simples, lanceoladas, de 7 a 15 centímetros de longitud y entre 2 a 3,5 centímetros de anchura y con el margen finamente aserrado.

Es curioso cómo al llegar el otoño, el color de sus hojas indican si la variedad es de pulpa amarilla o blanca ya que las amarillas se colorean de amarillo intenso o anaranjado claro y las de pulpa blanca de amarillo claro.

El melocotonero florece de forma espectacular sin haber aparecido todavía sus hojas. Sus flores son normalmente solitarias de color rosa a rojo.

Su fruto es una drupa de gran tamaño con una piel delgada y ligeramente vellosa, una carne carnosa y con una sola semilla, llamada popularmente hueso.

Según las variedades, podemos establecer dos grupos de melocotoneros en función del tipo de frutos:

  • Las de carne blanda sin adherencia al hueso para consumo como fruta fresca.
  • Las de carne dura fuertemente adherida al hueso. Estas pueden consumirse como fruta fresca o para conservas y mermeladas.

Por último, destacar que los melocotones se producen en la madera de un año de yemas florales formadas en el anterior período vegetativo. Típicamente se forma en cada nudo una yema foliar flanqueada por dos yemas florales. No necesita de polinizadores y la fecundación tiene lugar normalmente durante las 24 a 48 horas después de la polinización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies