Seleccionar página

La escarola

La escarola

La escarola es una planta hortícola muy fácil de cultivar en el huerto urbano, en especial en el de campo. Su nombre científico es Cichorium endivia y pertenece a la familia de las Asteráceas.

La escarola es una planta anual o bianual que la podemos englobar dentro del grupo de plantas hortícolas de hoja. De hecho, de ella se aprovechan sus hojas. Las plantaremos separadas unos 30 ó 40 centímetros entre plantas ya que de hacerlo muy juntas, sólo las más vigorosas se desarrollarán, ‘eliminando’ a la más débiles de a sus lados.

La escarola es una verdura muy buena para el estómago, siendo un alimento refrescante, laxante y depurativo. Esto es así porque las hojas de esta planta contienen un compuesto amargo, la intibina, que estimula el apetito, favorece la digestión y aumenta la actividad de la vesícula biliar. Su sabor ligeramente amargo combina muy bien con apio, tomate, cebolla, anchoa, nuez y fruta, entre otros ingredientes. Las hojas más verdes y duras se pueden emplear en guisos, caldos y purés.

Existen dos tipos de escarola en las que se agrupan las variedades existentes para su cultivo: La Cichorium endivia var. Crispa en las que sus variedades tienen hojas muy divididas y retorcidas, con los bordes dentados; y la Cichorium endivia var. Latifolia, con hojas anchas, onduladas y los bordes sin apenas dentados.

En cuanto al origen de la escarola, algunas fuentes consultadas la sitúan en el sur de Asia, probablemente en la península indostana, afirmando que desde allí se extendió por el centro y norte de Europa en el siglo XIII, llegando a América en el siglo XIX.

En el caso de España, el cultivo de la escarola de hoja rizada es muy antiguo, mientras que el de la de hoja lisa y ancha no va más allá de mitad de siglo pasado.

Podemos describir la Escarola como una planta hortícola que posee una raíz pivotante, corta y con pequeñas ramificaciones.

Sus hojas, parte comestible de la planta, crecen en roseta y desplegadas al principio. Estas no llegan nunca a formar una pella, aunque hay variedades en que sus hojas nacen muy compactas y dan lugar a un blanqueamiento natural.

Para conseguir un blanqueamiento adicional, se puede recurrir a cubrir su zona central con un ‘capuchón tipo sombrero opaco’ para protegerla de la luz solar, creándole una oscuridad artificial hacia final de su cultivo.

La escarola, cuando llega a su estado adulto, emite un alto tallo floral que se ramifica en capítulos de flores de color azulado. Tras su polinización, se forman pequeños frutos en modalidad de aquenios, que se confunden con las verdaderas semillas y que son de mayor tamaño que los de las lechugas.

1 comentario

  1. antonio

    cuando se debe de consumir’

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies