Seleccionar página

Cómo montar un riego por goteo

Cómo montar un riego por goteo

En el mantenimiento de un huerto urbano, el riego es una de las labores más realizadas y delicada. Quizás por ello, cómo montar un riego por goteo, es una de las preguntas más frecuentes que nos llegan a la redacción.

Podemos afirmar que el montaje de riego por goteo en el huerto urbano es casi obligatorio para obtener homogeneidad de cultivo, así como para conseguir un importante ahorro de agua y fertilizantes.

A la hora de cómo montar un riego por goteo en el huerto urbano, si ya tenemos la experiencia de haber montado uno anteriormente en el jardín, tenemos mucho avanzado: el sistema y método es el mismo, aunque cambiaremos el tipo de goteros y su distribución.

Para el correcto montaje del riego por goteo en el huerto urbano, los materiales que necesitaremos serán un programador de riego, tuberías, goteros si estos no están integrados en la tubería de riego, codos, “tes”, abrazaderas y llaves de paso, tapones y piquetas de sujeción de tubería. Todos estos materiales y más, se pueden encontrar en centros de jardinería y tiendas de riego.

Primero hay que distinguir si el huerto urbano es de terraza y balcón, o lo es de campo. En el primer caso, el cultivo se realizará en jardineras o contenedores, estando el sistema de montaje basado en goteros mediante microtubos que localizaremos en cada planta o recipiente. En el segundo caso, la mejor opción es utilizar goteros integrados en la misma tubería de riego.

En todos los casos, los goteros deben de ser autocompensantes para asegurarnos un riego homogéneo en cualquier parte del huerto, independientemente de lo lejos que se encuentre el gotero de la entrada principal de agua.

Para el sistema de riego en el huerto urbano podemos utilizar el mismo programador que utilizamos para riego de macetas, pero cambiando el sistema de los goteos y el replanteamiento de la distribución.

Cómo montar un riego por goteo

Cómo montar un riego por goteo en un huerto urbano de campo

El montaje de riego por goteo en el huerto es muy sencillo y practico. Es recomendable el dividir el campo con un pasillo central para tener más ventilación y mejorar el acceso a cada zona de plantación (derecha e izquierda del mismo).

Conectaremos a la tubería de entrada de agua, un programador que nos permita concretar frecuencia de riego y su tiempo.

De él, saldrá una tubería general de unos 16 mm., donde con una “T” de distribución, acopladas a sus correspondientes llaves de paso, darán suministro de agua a cada ramal de tubería de 16 mm. de forma perimetral al campo. Esta tubería debe incorporar los goteros integrados cada 30 centímetros. Así podemos plantar algunas especies por el perímetro como por ejemplo algunas aromáticas, condimentarias (el perejil, la ajedrea, el tomillo, el romero, la menta, albahaca, etc.), ornamentales, etc.

Cada 80 centímetros instalaremos una línea de gotero, de mayor o menor longitud en función de las dimensiones del huerto urbano. Estas se montarán mediante una “T” para sacar la línea del ramal perimetral, una llave de paso para poder individualizar el riego y la tubería de riego en sí con goteros integrados cada 30 centímetros.

Cada una de estas líneas se cerrarán al final o bien con un tapón o estrangulado la tubería y sujetándola con una abrazadera.

Una vez montado el riego, iremos realizando las plantaciones de la forma más escalonada posible.

En cuanto a la frecuencia y duración del riego, será variable en función de la época del año y condiciones climatológicas puntuales (por ejemplo ante épocas de lluvia). Como norma orientativa, el realizar tres riegos cortos al día con un tiempo de 10 minutos es muy interesante.

Por otra parte, mediante la disponibilidad de las válvulas o llaves de paso por sector o línea, permite el paso de más o menos agua, cerrar la línea, etc. para adecuar puntualmente las necesidades de una planta en cuestión.

Cómo montar un riego por goteo en un huerto urbano de terraza o balcón

Los materiales son prácticamente iguales. La diferencia radica principalmente en dos parámetros: uno es que en vez de tuberías con goteros integrados, utilizaremos tuberías normales. Y el segundo, que la distribución final del agua a cada planta, la realizaremos mediante coteros conectados a microtubos, los cuales conectaremos a la tubería de distribución.

Como el riego se realizará en las macetas y jardineras, implantaremos tantos goteros como sean necesarios en función de la planta y dimensiones del recipiente.

Por otra parte, la frecuencia y tiempo de riego, debe de ser muy controlada para evitar escorrentías que perjudiquen a otros vecinos. Disponer de un sistema de recogida y canalización del agua sobrante es muy importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies