Seleccionar página

Garbanzo de Escacena

Garbanzo de Escacena

El garbanzo es originario de Turquía, desde donde se extendió al resto del mundo. El nombre científico de la planta del garbanzo se denomina Cider arietinum L, y pertenece a la familia de las leguminosas. Su semilla también llamada garbanzo es la forma como lo consumimos.

Es una excelente y nutritiva legumbre que en el caso del Garbanzo de Escacena con Indicación de Origen Protegida (IGP), es un referente de calidad por su sabor y textura. Su nombre le viene dado por la población Escacena del Campo, uno de los pueblos donde se cultiva esta rica legumbre.

Se trata de un ecotipo local del Campo de Tejada y de las variedades registradas o que se registren del tipo comercial Lechoso. Solo se comercializan como IGP, los de la categoría “Extra”.

El Garbanzo de Escacena, es de gran tamaño y color amarillo claro con surcos y abultamientos. Su forma es achatada por los lados y ligeramente alargada, de textura mantecosa y algo granulosa. De piel fina y blanda. Tiene un calibre mínimo de 8 mm.

El Garbanzo de Escacena se produce en los límites de Sierra Morena, en las provincias de Sevilla y Huelva, concretamente en la comarca histórica denominada “El Campo de Tejada”.

Garbanzo Escacena cocido

Los municipios donde se produce el Garbanzo de Escacena son:

  • Huelva: Escacena del Campo, Paterna del Campo, Manzanilla, Villalba del Alcor, La Palma del Condado y Villarrasa.
  • Sevilla: Castilleja del Campo, Aznalcóllar, Sanlúcar la Mayor, Albaida del Aljarafe y Olivares.

Esta zona de campiña disfruta de un microclima especial con temperaturas suaves, que junto a su peculiar suelo convierten en único, al Garbanzo de Escacena.

En la fase de maduración el aporte de la brisa del Océano Atlántico que hace frescas las noches, contribuye a que el proceso sea más lento, hecho que contribuye a dotar al Garbanzo de Escacena de su sabor y textura especial que lo diferencian del resto.

Los suelos donde se cultiva el Garbanzo de Escacena son de tipo Vertisol topoformo. Este suelo se le conoce como “tierras de bujeo” en Sevilla y “tierras negras” o “barros” en la provincia de Huelva.

Según el diccionario: «bujeo o tierras negras en un término agronómico utilizado para denominar a los vertisoles que son los típicos suelos de cultivo de secano de la campiña andaluza, fundamentalmente la zona del valle del Guadalquivir«.

Este tipo de suelos están compuestos por un 30% o más de minerales de arcilla expansiva. Son de color negro y se encuentran en superficies con pocas ondulaciones o pendientes, por lo que retienen bastante la humedad y son suelos muy productivos.

Se cultiva en alternancia para que se recupere de los nutrientes de la última cosecha. Entre principios del mes de enero y finales de abril se siembra y se recolecta cuando la planta alcanza la madurez idónea y la humedad del grano esté por debajo del 13%.

En los 10 primeros días desde su recolección se le somete a un tratamiento antigorgojo, en el caso de que tengan que ser almacenados para su conservación y posterior distribución. Se comercializan envasados como legumbre seca.

Introducir esta rica legumbre en nuestra dieta nos aportará innumerables beneficios para la salud, reduce el colesterol malo (LDL), controla la presión arterial, son beneficiosos para las personas con diabetes, Por su contenido en fibra regula el tránsito intestinal. Aportan omega-6, magnesio, zinc, calcio, selenio, hierro, y potasio.

Entre sus vitaminas se encuentran las del grupo B, en mayor número la tiamina, niacina y la riboflavina que favorecen la eliminación de toxinas del hígado y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

En los meses de otoño e invierno los platos de cuchara son cuando más apetecen, y los platos elaborados con Garbanzos de Escacena bien merecen un lugar en nuestras mesas. Ricos y nutritivos, también nos ayudarán a combatir los días fríos.

Para cocinarlos es mejor ponerlos a remojo previamente para ablandarlos y que sean más digeribles.
Con ellos se pueden elaborar riquísimos platos y recetas de todo tipo. Potajes, migas, ensaladas, pucheros, cocidos, garbanzos con verduras, sopas, hummus, etc.

Garbanzo de Escacena secos

El Consejo regulador de Indicación Protegida Garbanzo de Escacena, ha puesto en marcha la acción Embajadoras del Garbanzo, acción que se suma a un proyecto que bajo el nombre Garbanzo en Femenino se creó el año pasado. Esta iniciativa tiene como fin reconocer y dar visibilidad al papel de la mujer en la agricultura.

No sólo la herencia transmitida generación tras generación de los increíbles platos elaborados con este producto, sino también poner en valor su papel “en el cultivo la comercialización, la investigación y el manejo del garbanzo, así como su contribución dentro de la cultura gastronómica en el territorio donde se cultiva esta legumbre.

A principios de mayo, se celebra un encuentro a modo de feria gastronómica la «Garbanzada Popular», en el pueblo de Escacena del Campo, en el recinto ferial «José María Cerero Sola«, donde se disfruta de la degustación de este y otros productos típicos de la zona.

Fuente:Imagenes/IGP “Garbanzo de Escacena”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies