Seleccionar página

Tomate pera

Tomate pera

Entre la gran variedad de tipos de tomate que podemos encontrar en el mercado, el tomate pera (tomate tipo pera) es uno de los que no suelen faltar.

Hace años, este tipo de tomate únicamente se encontraba en una época concreta del año y se utilizaba básicamente para conserva o tomate frito. Hoy, gracias a la mejora genética y técnicas de producción, ya se encuentra en los lineales los 365 días de año y es más, para su consumo en fresco porque su aspecto y sabor así lo permiten.

Tomate tipo pera o tomate perita

El tomate tipo pera o tomate perita tiene como nombre científico Lycopersicon esculentum, si bien también se le denomina Solanum lycopersicum. Ambos, según autores lo ratifican como tal. Por lo tanto, es fácil verlo clasificado de ambas formas.

El tomate tipo pera debe su nombre al aspecto de su fruto de forma alargada y oblonga.

El tomate pera es un tomate carnoso, de sabor dulce y sabroso, de intenso sabor y con una piel muy fina en el caso de variedades para consumo en fresco. Sus cualidades lo convierten en el tomate muy apreciado para la elaboración de gazpacho, salmorejo y otras sopas frías. También es ideal para hacer conserva, salsas, purés, tomate frito, para comer en ensalada o para untar directamente sobre el pan.

Es un tipo de tomate que se cultiva tanto para industria como para su consumo en fresco, si bien el juego varietal es muy distinto según al mercado al que van dirigidos.

Variedades de tomate tipo pera para industria

Las variedades de tomate pera para industria son de tipo crecimiento determinado, para florecer, fructificar y establecer un solo momento de recolección y de forma mecanizada.

Estas variedades están enfocadas para su cultivo extensivo al aire libre. Como consecuencia de ello se cultivan básicamente durante las fechas más cálidas del año.

También requieren que posea una piel resistente al manipulado (recolección mecánica, gestión de almacén, pelado, envasado, etc.) y unas características físicas y organolépticas propias de este sector industrial.

Con ellos se realizarán productos de tomate concentrados, troceados, enteros, fritos, salsas, etc.

Variedades de tomate tipo pera

Variedades de tomate tipo pera para consumo en fresco

Las variedades de tomate tipo pera para consumo en fresco componen un catálogo mucho más complejo. Generalmente son variedades híbridas de crecimiento indeterminado y aunque se pueden cultivar al exterior, muchas de ellas están orientadas a su cultivo intensivo bajo invernaderos de malla o plástico.

Su recolección se realiza según el estado de maduración oportuno y durante varios meses. Las plantas bajo invernadero pueden cultivarse sobre el terreno o cultivo sin suelo: arena, perlita, lana de roca, fibra de coco, etc.

Al ser un cultivo que permite realizarse bajo invernadero, su producción se realiza durante todo el año.

Para este segmento, además de poderse consumir en ensalada o realizar gazpachos, se trabaja genéticamente en la mejora de su aspecto, tamaño y valores organolépticos. Su producción en España está destinada tanto para el mercado interior como la exportación.

Producción y gran calibre en tomate pera

Para su consumo en fresco, a los valores de resistencia a virosis, mejora de valores organolépticos, actualmente se trabaja en aumentar la producción y conseguir mayores calibres.

Esto permite que las nuevas variedades híbridas de tomate pera sean más aceptadas por el consumidor final. Y por poner un ejemplo, podemos referirnos a la variedad Carbino propiedad de la firma Nirit Seeds Ibérica.

El tomate híbrido Carbino es una variedad que produce plantas de desarrollo muy vigoroso con una producción de tomate tipo pera que alcanza gran grosor, permitiendo su recolección en estado pintón y en rojo. El peso de cada tomate se sitúa entre los 110 y 180 gramos.

Esta variedad comienza muy pronto a fructificar, permitiendo una cosecha constante durante todo su cultivo. A la buena firmeza del fruto, se suma su cualidad de sabor, un valor organoléptico muy demandado por el mercado.

Como hemos adelantado, en España se cultiva bajo invernadero. En el caso de la variedad Carbino, sus fechas recomendables de plantación en Almería se sitúan desde primeros de agosto a septiembre en otoño y de enero a primeros de abril en primavera.

Tipos de tomate pera

Si bien hemos hablado del tomate pera en sí como un tipo bien identificado por el consumidor, durante estos últimos años han aparecido otras variantes que enriquecen la oferta del tomate en general.

Por poner dos ejemplos, están los tomates en rama tipo pera, o los cherry tipo pera.

Son tomates que se engloban principalmente en sus identificaciones base: tomate en rama y tomate Cherry. Como la palabra ‘pera’ invita a adivinar, su ‘aspecto aperado’ es la que la diferencia de otras subespecialidades. A ello hay que sumarles otros aspectos como el color, forma de recolección y consecuentemente forma de presentación.

Sí. Hablar de tomate tipo pera es hablar en realidad de todo un mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies