Importante fuente de carbohidratos, vitamina A, Vitamina E, Vitamina B y Potasio, con aportes menores de Fósforo, Magnesio, Yodo y Calcio, todo esto nos aporta la Zanahoria.

Las zanahorias en su origen eran de color morado y cuando los comerciantes árabes extendieron sus semillas surgieron variedades con diferentes tonalidades desde el púrpura al blanco, pasando por amarillo, negro e incluso verde. Tampoco se cultivaba siempre por su raíz, como hoy en día, sino por sus hojas y sus semillas aromáticas.

Hay documentos que aseguran que la primera zanahoria naranja se produjo en el siglo XVI en Holanda, resultado de un cruce entre las de color púrpura y las amarillas con la finalidad de que coincidiera con el color de la casa real holandesa Orange-Nassau.

Hoy en día podemos cultivar zanahorias de colores diferentes al naranja. No resultará difícil encontrar en centros de jardinería semillas de zanahoria en blanco, amarillo, rojo oscuro o púrpura.

Fotografía: http://www.semillasunicas.es