Seleccionar página

El kiwiño

El kiwiño

De todas las especies del género Actinidia spp., prácticamente solo tres son cultivadas por la calidad comercial de sus frutos: la Actinidia deliciosa que produce frutos de pulpa verde y piel vellosa, la Actinidia chinensis que lo hace mediante frutos de pulpa amarilla y piel glabra, y la Actinidia arguta que produce frutos de kiwi pequeño, pulpa verde y lampiños.

En este artículo nos vamos a centrar precisamente en esta última especie, que si bien es la de menor volumen de producción entre las tres, también es cierto que posee su cuota de mercado.

Actinidia arguta

La planta Actinidia arguta también es conocida como kiwiño, mini kiwi, kiwi enano o baby pera. Esta pertenece a la familia Actinidiaceae y tiene su origen en Asia Oriental.

El kiwiño, desde un punto de vista como planta frutal de cultivo, pertenece al grupo llamado vides, compuesto por propias vides, el maracuyá y el kiwi, en este caso kiwiño o mini kiwi.

Es un frutal de hoja caduca, que emite sarmientos, de porte trepador y vigoroso. Su sistema radicular es ligeramente distinto al de las especies Actinidia deliciosa y la Actinidia chinensis. Sus raíces son más superficiales. Esto permite una mayor eficacia del riego por goteo, pero también el que se deban extremar los cuidados a la hora de utilizar aperos por la tierra durante su cultivo, porque pueden dañarlas fácilmente.

Tanto su tallo leñoso como ramas son sarmentosas, por lo que estamos ante una planta trepadora. Sus brotes son delgados y pueden crecer hasta más de nueve metros, enrollándose sobre otras estructuras cumpliendo su función prensil. En cuanto a su color son pardo rojizo.

Las hojas del kiwiño o mini kiwi son caduca y tienen forma de ovalada a oblonda con la parte terminal acuminada y subcordada en la base según la variedad, aunque todas con un fino borde serrado. Durante todo el periodo vegetativo son de color verde brillante, que con la llegada del otoño comienzan a ponerse inicialmente amarillas para pasar seguidamente a rojizas. En huertos urbanos aportan un toque ornamental en esta época gracias a sus colores espectaculares. Destacar que, aunque son más pequeñas, de ocho a doce centímetros de largo, que la Actinidia deliciosa, también componen una vegetación muy densa.

Flores de Actinidia arguta

Dado que sus frutos son más pequeños que los producidos por las otras dos especies, también las flores del mini kiwi o kiwiño lo son. Estas flores tienen un diámetro de unos dos centímetros, con cinco pétalos y cinco sépalos, un ovario súpero y con gran número de estambres. Poseen aroma y son de color blanco crema, si bien con la edad de la planta o variedad pueden ser de unas tonalidades más tirando a amarillo e incluso con tonos naranjas.

El kiwiño o kiwi mini, como planta dioica que es, hay plantas de diferentes sexos (plantas con flores masculinas y plantas con flores femeninas). Por ello, en las plantaciones, se deben tener un mínimo de plantas macho para asegurar una correcta polinización y como consecuencia producción. Su plantación es de las denominadas cruzadas, colocando una planta estaminífera (macho) por cada 6 u 8 pistiliferas (hembras).

Estas flores se pueden polinizar mediante el viento, si bien mejora considerablemente su polinización la presencia de insectos. Como en muchos casos se da la circunstancia que se cultiva bajo instalaciones de malla de monofilamento, se aconseja en estos casos la colocación de colmenas

El fruto del kiwiño es una baya. Su piel, a diferencia de las otras dos especies, es fina, lisa, suave y sin pelo. Es un fruto cilindriforme, de un tamaño que oscila entre los dos a tres centímetros de largo y algo similar de diámetro. Su peso se sitúa entre los ocho y diez gramos. Esto de forma general, ya que entre el grupo de variedades de kiwiño, puede haber importantes diferencias de tamaño, forma, dureza y colores, tanto de la piel como de los frutos.

Respecto a su piel, según la variedad puede haber de diferentes tonalidades de color. Desde el verde claro al oscuro, desde una tonalidad rojiza a rojo burdeos. En todos los casos es muy fina, de hecho, hay quien considera que no es necesario eliminarla a la hora de su consumo.

Su pulpa es de color verde intenso, aunque como hemos adelantado, también las puede haber de otras tonalidades más rojizas. En su interior alberga una pequeña columnela de color blanco. También numerosas y pequeñas semillas que prácticamente no molestan al comerlo. Es de sabor delicado, jugoso y azucarado.

La maduración dependerá de la zona y técnica de cultivo, así como de su variedad. Lo normal es que maduren antes que los cultivares de Actinidia deliciosa. Por lo tanto, la época de cosecha se sitúa en el hemisferio norte desde finales de agosto hasta principios de octubre.

En las características organolépticas del kiwiño o kiwi mini, destaca su alto contenido en vitamina C que llega a los 210 miligramos por cada 100 gramos de pulpa. También goza de unos niveles muy relevantes de azúcar, calcio y fósforo.

Son frutos muy adecuados tanto para su consumo en fresco como para la elaboración de mermeladas, licores, etc. De él se aprovecha todo el fruto, ya que no es necesario eliminar la piel ni las semillas a la hora de comerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies