Seleccionar página

Informe técnico para el cultivo de Ajedrea

Informe técnico para el cultivo de Ajedrea

La ajedrea (Satureja hortensis) es una planta muy aromática de porte herbácea y de carácter anual. Su altura suele ser alrededor del medio metro y se caracteriza por crear matas con muchas ramificaciones. Sus hojas son de color verde brillante. Florece en el hemisferio norte durante el verano e incluso principios de otoño. Sus flores son bilabiadas de color rosa pálido, azul o blanco según la variedad. De ella se aprovechan tanto sus hojas como sus flores. Su propagación es mediante semillas.

Satureja hortensis

Su nombre científico es Satureja hortensis y se le conoce popularmente como ajedrea de jardín, hierba olivera, saborea y jedrea. Pertenece a la familia de las Lamiaceae.

Es originaria de la región mediterránea y se encuentra muy adaptada a climas templados o cálidos.

Siembra y plantación de la ajedrea

La siembra se realiza en semillero como opción más recomendable, desde mediados de febrero hasta abril. Su germinación es rápida y tras varias semanas, cuando las plántulas alcanzan una altura de unos 10 centímetros, se trasplantan al campo directamente. Si el semillero se hace precoz porque el clima lo permite, lo ideal para aprovechar la climatología, se puede iniciar su plantación a comienzos de abril.

Si se opta por siembra directa, se realizará tras finalizar los riesgos de heladas primaverales. En lugares protegidos con túneles también se puede sembrar en otoño y así se podrá disponer de tallos tiernos prácticamente todo el año.

Satureja hortensis en jardín

Recolección de la ajedrea

La duración del cultivo es de un año y durante el mismo, en cultivos profesionales se realizan dos cosechas de sus hojas. Estas se recolectan un par de semanas antes de su floración.

En cuanto a las recolecciones, la primera se puede hacer a mediados de verano, siendo la más importante. La segunda ya en otoño. La ajedrea rebrota con facilidad.

Se puede contemplar la opción de resiembra o que esta se produzca espontáneamente sobre el propio campo cultivado con sus propias semillas.

Necesidades para el cultivo de la ajedrea

Para el cultivo óptimo de la ajedrea, esta requiere un riego moderado. No tolera los climas fríos y menos las heladas. Le gusta el clima templado o cálido como puede ser el tipo mediterráneo.

Su cultivo se realiza a pleno sol, mejorando notablemente su aroma cuando es cultivada bajo un clima seco.

En cuanto al terreno, no es muy exigente, pudiendo vegetar bien en tierras profundas y ligeras, pedregosas, arenosas con buen drenaje. Para su cultivo en maceta, el sustrato debe cumplir con estas cualidades, por lo que el aporte de materiales para su drenaje como arena, perlita, arcilla expandida, etc. es muy importante.

Tampoco es muy exigente en fertilizantes, teniendo la particularidad que en terrenos pobres aumenta su fragancia.

Destacar que, en el tema de rotaciones de cultivo, la ajedrea favorece el crecimiento de las judías y cebollas.

Plagas y enfermedades de la ajedrea

La ajedrea es una planta muy rústica y apenas se le reconocen enfermedades. Respecto a las plagas, sólo destacar un minúsculo coleóptero que le puede atacar cuando se encuentran en fase de semillero.

Cuando se plantan junto a otros cultivos como por ejemplo las judías, la ajedrea repele el ataque de pulgones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies